CARTA DE EMILIANO ZAPATA A LOS JEFES Y
OFICIALES DEL EJERCITO LIBERTADOR

Cuartel General en
Zacualpan, Febrero 8, 1918

República Mexicana.-Ejército Libertador.-
Cuartel General.

A LOS JEFES Y OFICIALES DEL EJERCITO LIBERTADOR

Estando ya muy próximo el triunfo de la Revolución y por lo mismo la entrada de nuestras fuerzas a la Capital de la República, y las otras ciudades que hasta aquí han estado en poder del enemigo, este Cuartel General ante la solemnidad del presente momento histórico, juzga preciso tomar las medidas y dar a los jefes revolucionarios las instrucciones que son necesarias para que no vaya a mancharse el prestigio de la Revolución con actos indebidos; pues ha llegado el instante de demostrar al mundo que somos dignos del glorioso nombre de libertadores del pueblo y que, nuestro Ejército, por estar formado de hombres trabajadores y honrados, y luchar por altísimos ideales, sabe respetar y respeta los derechos de los ciudadanos, el honor de las familias y los intereses y las propiedades de todos y como no sería posible permitir que por causa de la conducta desordenada y de los atentados y atropellos que pudieran cometer algunos jefes o fuerzas incapaces que mostrarse a la altura de la situación, va la Revolución al fracaso y tengamos que lamentar el desastre de una gran causa, sostenida con la sangre de millares de mártires y con el sacrificio de todo el pueblo mexicano, desde ahora hago presente a todos los jefes y oficiales del Ejército Libertador, sin distinción alguna QUE CUALQUIERA DE ELLOS QUE COMETAN ABUSOS, DEPREDACIONES O DESORDENES DE CUALQUIER CLASE, o permitan que sus tropas los cometan, serán responsables ante los tribunales que al efecto se establezcan y serán castigados por ellos con todo el rigor que merecen aquellos hombres que se muestran indignos de ostentar el título de revolucionarios o sea de defensores de las libertades y sostenedores de los derechos, por cuya violación se ha levantado el pueblo en armas.

El Cuartel General está dispuesto a ser inflexible en este punto y, por lo mismo cada jefe velará por la conducta de sus fuerzas y cuidará, bajo su inmediata y estricta responsabilidad, que aquellos otorguen las más amplias garantías a las poblaciones y a sus habitantes, portándose con la corrección y mesura que esperan de nosotros las naciones civilizadas que nos observan.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Cuartel General en Zacualpan, Mor., 8 de febrero de 1918. El General en jefe,

Emiliano Zapata.

 

.
Fuente:

    Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM), México, 1988.
    P. 423 (Fuente:
    AGN, Unidad de Archivos Incorporados, Fondo Jenaro Amezcua, Caja Unica. )